David entró en el baño y allí estaba Raúl lavándose las manos. Se puso en el lavabo de al lado a lavarse las manos el también. No sabía muy bien cómo empezar a hablar con él.

Al fin se decidió:

-¿Qué tal estas?- le preguntó.

-¿Por qué quieres saberlo?- contestó Raúl- Estaría mejor si tus nuevos amigos me dejaran en paz.

-Ya- le dijo David- Lo siento

-¿Por qué vas con esa gente?- le preguntó Raúl- No pareces como ellos.

-Supongo que es mejor unirse a ellos que estar contra ellos- le respondió David- En realidad te he visto entrar al baño y quería hablar contigo. Siento lo de antes. Siento haberme ido así, tú has sido amable conmigo y me has dicho que me sentara en el sitio libre que estaba a tu lado y yo he sido un desagradecido. Pero tengo mis motivos para actuar así.

-¿Y cuáles son esos motivos?- le preguntó Raúl.

-Ahora no es un buen momento para hablar de eso- le respondió David susurrando- en realidad he venido a decirte que tengas cuidado con Martín, Marcos y Víctor.

-Dime algo que no sepa- le contestó Raúl con sarcasmo.

-Me refiero a que tienen planeado darte una paliza mañana a la salida de clase- le confesó David-
Raúl se quedó paralizado.

-¿Lo dices en serio?- preguntó Raul asustado.

-Sí, debes tener cuidado- le advirtió David- ¿Por qué no pides ayuda a un adulto, habla con el director o con tus padres?

-No creo que sea buena idea- le respondió Raúl- creo que eso empeoraría más las cosas. Ellos tomarían represalias por delatarlos. Además siento un poco de vergüenza.

-No deberías avergonzarte por ello, los que deberían sentir vergüenza son ellos- le dijo David- Además son tres contra uno. Yo sigo opinando que deberías pedir ayuda.

-Es muy fácil dar consejos- dijo Raúl- Como se nota que no estás en mi situación.

<<Si supieras que me identifico más contigo de lo que crees…>>- pensó David.

De repente se abrió la puerta del baño de golpe. Era Martín.

-¿Pero por qué tardas tanto David?- le preguntó. Entonces vio que allí también estaba Raúl- ¿Pero se puede saber qué haces aquí con este marica?

CONTINUARA…

Fuente:

DIARIO DE UN GAY RARO Y DIFERENTE

 

Deja una Respuesta